Salud natural; Cura natural del Aceite de Girasol

Un inusual y sencillo proceso de curación podría desencadenarse con la ayuda del aceite de girasol

En un Congreso de la Unión de Oncólogos y Bacteriólogos, realizado en Allukrania, el Dr. E. Karach explicó su método de cura de todo el organismo, beneficioso en tumores como también en infartos. También se curan dolores de cabeza, bronquitis, enfermedades como eccemas, úlceras de estómago, enfermedades intestinales, problemas de corazón y riñones y enfermedades femeninas. El Dr. Karach curó de esta manera su enfermedad sanguínea crónica que padeció durante 15 años, igualmente su artrosis.

Así explicó su método, que exponemos a continuación:

Se utiliza aceite vegetal puro de girasol (Se consigue en casas dietéticas)
Se usa una cucharada o, como mínimo, una cucharadita de
aceite. El aceite se pasa, sin apuro ni esfuerzo, por la boca, por los dientes tipo buches durante 15 a 20 minutos.
De ninguna manera se debe tragar este aceite.

Al principio resultará más espeso, para tornarse después más líquido. Al transcurrir los minutos indicados debe ser escupido. Se tiene que transformar en un líquido blanco, si sigue todavía amarillento, es signo de que hay que seguir unos minutos más, después se debe enjuagar muy bien la boca y se deben limpiar los dientes con un cepillo. Este líquido es muy tóxico, así mismo se debe lavar bien la pileta donde se escupió.
En la solución desechada se encuentran grandes cantidades de bacterias y microbios y otras sustancias perniciosas.

En una gota de ésta bajo el microscopio de 600x veríamos una especie de fibras movedizas. Justo estos son los microbios en su primer estadio de evolución. Es importante remarcar que mientras hacemos los buches el metabolismo se refuerza y con esto se puede conseguir un estado de salud durable.

Unos de los resultados más visibles son la estabilización de dientes flojos, la cura de encías sangrientas y visible blanqueo de los dientes.

Lo mejor es hacer buches por la mañana antes del desayuno. Si se quiere apurar la curación se puede repetir tres veces por día antes de las comidas, con el estómago vacío. De esta manera se puede acelerar el proceso y el éxito.

Hay que tratar tanto tiempo como sea necesario hasta restablecer la fuerza natural del organismo, hasta que aparezca el sueño tranquilo y la fuerza. Después de despertar no debe haber cansancio ni debe haber hinchazones bajo los ojos. Un apetito saludable, un buen sueño y una buena memoria tienen que aparecer.

Aquí hay que recordar que al principio pudiera haber un empeoramiento, lo que puede suceder con pacientes que padecen varias enfermedades juntas. Este fenómeno suele aparecer cuando algunas de estas enfermedades se empiezan a disipar, o que un foco inflamado puede influenciar a otro que en el futuro pudiera traer una enfermedad grave o hasta la muerte. No es motivo de interrupción, aunque aparezca algo de fiebre. Un empeoramiento es un signo de que la enfermedad mejora y el organismo se recupera. La real cura solamente se realiza durante estos buches. Cuántas veces por día hacerlos, lo tiene que decidir cada uno por sí mismo. Enfermedades agudas pueden ser curadas en 3 ó 4 días, las enfermedades crónicas pueden tomar hasta un año.


Aclaracion importante;

Este articulo como cualquiera de los que conforman este blog, son de caracter orientativo, bajo ningun punto de vista pretende reemplazar la consulta a un profesional idoneo, ya que la salud es un tema de suma importancia por lo cual debe ser tratada con respaldo profesional.