Propiedades saludables del Ginseng (II)



Los poderes medicinales del ginseng han sido muy discutidos a lo largo de la historia.
En el "Shennung pents’ao ching", uno de los escritos chinos más antiguos especializados en libros de plantas, destaca que el ginseng protege el sistema digestivo, calma los nervios, aclara los ojos, y si se toma durante un largo período de tiempo, se consigue un cuerpo ágil y ligero.

El ginseng se utiliza como restaurador o tónico, más que como cura de una enfermedad en particular. La medicina Asiática Tradicional, enumera oficialmente los siguientes efectos del ginseng:

· fortalece los órganos; estimula el corazón; protege el estómago y realza la energía; calma los nervios.

· Por lo tanto, se prescribe rutinariamente a la gente con sistema digestivo débil y pobre funcionamiento del metabolismo. La gente con molestias estomacales, indigestiones crónicas y de poco apetito, pueden beneficiarse con él.

De acuerdo con los estudios existentes, el ingrediente primario que da al ginseng sus cualidades medicinales es la
“saponina”, que reduce la fatiga, aumenta la productividad del cuerpo, estimula el desarrollo de las glándulas sexuales y baja los niveles de azúcar en sangre. 

En los últimos análisis teóricos, se presume que la acción médica básica del ginseng es un “adaptogen”, que fortalece la resistencia global del cuerpo y facilita su normalización y recuperación, después de un período de enfermedad.
Más específicamente, facilita la producción de “glucocorticoides” y de hormonas “adrenocorticales”, fortaleciendo la corteza cerebral y disminuyendo los diferentes tipos de estrés del cuerpo.
Sus principios activos radican en los denominados "Ginsenosidos" junto con los “polisacáridos” de alto peso molecular llamados "Panaxanos".
Es un verdadero tónico, reconstituyente psicofísico, por lo que lo hace más que indicado en los casos de convalecencia, aumentando la actividad del sistema inmunológico.

  • Es protector del hígado ya que lo protege de los tóxicos y mejora la tolerancia a la glucosa.
  • Como antioxidante juega un papel importantísimo contribuyendo a la actividad cardio-circulatoria, interviniendo en el equilibrio del colesterol.
  • Regula el sistema digestivo incrementando el apetito o no, como equilibrador.
  • Recomendable en los problemas de la visión y migrañas persistentes en particular las que se producen a nivel de la nuca y laterales.
  • Dolores de cintura (lumbalgias), consecuencias como rigidez de los miembros inferiores (lumbago, ciatica, reumas, etc.)
  • Actúa a nivel de todos los órganos internos, como por ejemplo el "Bazo", que es un órgano a modo de glándula, que contribuye a mantener la circulación del volumen sanguíneo y a producir cierto tipo de glóbulo rojo.
  • Tonifica el sistema nervioso restaurando su equilibrio natural (evitando así el estrés)
  • Es febrífugo ya que promueve la transpiración en los estados catarrales febriles, normalizando la temperatura corporal.
  • Regula la presión sanguínea, si ésta se eleva el ginseng la disminuye y si ésta desciende entonces la eleva, (efecto equilibrador).
  • Es considerado un "Alterativo", ya que contribuye a la desintoxicación del sistema llevándolo a la normalización, actuando en forma lenta sin excitar el mucus, eses u orina.
  • Favorece la secreción de las glándulas, en su producción hormonal, debido a que posee una sustancia llamada "Panquilón" que es un glucósido con ésta propiedad exclusiva de regulación del sistema endocrino.
  • Reduce la absorción y retención del colesterol.
  • Estimula el sistema nervioso central, ejerce además una actividad antihipnótica y disminuye los efectos de la clorpromacina.
No produce sensación de excitación, aumenta la actividad cerebral y mejora sus funciones, mejora el rendimiento físico e intelectual, así como la potencia sexual.

  • Aumenta la resistencia al frío, al calor y a las radiaciones, es antiinflamatorio.

  • Al fortalecer la corteza cerebral y el “choline” también baja la presión sanguínea, facilita la digestión, reduce el exceso de azúcar en la sangre, ayuda a la acción de la insulina, incrementa la producción de glóbulos rojos y la hemoglobina.

FLAVONOIDES:

Su contenido en "Flavonas" le permite contribuir a disminuir la fragilidad a nivel capilar, interviniendo en la prevención de los trastornos cardiovasculares.
Los "Flavonoides" o "Bioflavonoides" están ampliamente distribuidos en la naturaleza, tienen la característica de comportarse como agentes "antitumorales" por poseer la capacidad "antimutagenica", con un gran poder antioxidante. Entre los cuales encontramos la "Rutina" y la "Quercitina", ésta última protege a la vitamina "E" de la oxidación, siendo superior su poder antioxidante a ésta vitamina y también a la vitamina "C", interviniendo así en la reducción de riesgos cardiacos.

Los descubrimientos de sus principios activos tratan de probar que el ginseng también facilita la formación de bioproteínas y ADN, convirtiéndolo en un preventivo del cáncer. 

La cantidad de propiedades de ésta raíz mágica tal vez tenga explicación en que; el desarrollo de la mísma demora entre seis y siete años, lo que le permite obtener de la tierra cantidades verdaderamente significativas de todos los nutrientes y minerales, brindándole así tantas propiedades que actúan en todos los niveles del equilibrio en nuestro organismo, de aquí que pertenezca al grupo o familia de las llamadas “Adaptogenas”