Propiedades saludables del Ginseng

El elixir de la vida”, así lo llamaban los chinos en la antigüedad, hoy nosotros podemos asegurarlo, dada la difusión mundial de ésta raíz tan polémica a través de los tiempos.
Los poderes medicinales del ginseng han sido mencionados en el tratado chino más antiguo y completo de hierbas, el "Shennung pents’ao ching", uno de los escritos especializados en plantas, que destaca al ginseng.

En la antigua china los medicos la utilizaban en los casos terminales para prolongar la vida de los enfermos, logrando así que sus familiares lejanos pudieran verlos antes de su partida hacia otro plano de existencia.

Se dice que Rasputin curó de hemofilia al “SAR Alejandro” con ginseng.

Contiene una sal mineral llamada “Germanio” en forma de óxido, que tiene la capacidad de estimular la médula ósea y aumentar así la producción de los glóbulos rojos, según “Naboru Muramoto” estudioso de los métodos curativos orientales, establece que
ésta sustancia mineral logra que las células cancerigenas atraigan el oxigeno, lo que produce la destrucción de las mismas, ya que no soportan la presencia del oxigeno.

Corea, posee la variedad más codiciada de ginseng, ya que su tierra tiene un alto contenido de Germanio, incrementando así sus poderes maravillosos, los coreanos lo beben como té y en licor.

Los últimos estudios científicos sobre sus principios activos, tratan de probar que el ginseng también facilita la formación de bioproteínas y ADN, convirtiéndolo así en un aliado para la prevención del cáncer.

El ginseng es más utilizado a manera de restaurador general o tónico, que como especifico para una determinada enfermedad.

Por lo que es considerado una planta "adaptogena" o reguladora del metabolismo en general, que logra el equilibrio ante cualquier situación de estrés, interno (desequilibrio orgánico) o externo (por situaciones del ambiente), facilita la producción de glucocorticoides y de hormonas adenocorticales (ACTH), fortaleciendo la corteza cerebral, logrando así la disminución del estrés.

Otras plantas "Adaptogenas" son: la Echinacea y el Astragalo, en el Norte y en el Sur: la Uña de Gato, Lapacho, Macca y Fafia.

La Zarzaparrilla es considerada su prima hermana.

Es un antioxidante por excelencia, por lo tanto lucha contra los "radicales libres" promotores del envejecimiento o deterioro celular.

Fue utilizado por los Rusos en los atletas olímpicos logrando mejorar las marcas en las carreras de velocidad.

Los experimentos realizados en animales de laboratorio, demostraron un incremento en la resistencia al estrés, al tener efecto sobre las glándulas Suprarrenales.

In Vitro demostró generar una producción de Interferón cuatro veces mayor a la producción normal del organismo, el cual representa un papel preponderante en el sistema inmune.
Los "Polisacáridos" del Ginseng, son los responsables de su acción inmunomoduladora, a la vez que evita la disminución del ácido ascórbico o vitamina "C" en las glándulas Suprarrenales.

Por lo tanto, es un ingrediente básico en numerosas recetas de la Medicina Tradicional del Este Asiático.

DESCRIPCIÓN DE LA PLANTA:

Es una planta perenne, que pertenece a la familia de las “Araliáceas”. El ginseng posee una raíz fusiforme, gruesa, carnosa, de color blanquecino, estriada transversalmente y terminada en raicillas fibrosas, representando la figura de un "hombre", situación por la cual los antiguos la utilizaron, debido a su forma.
El tallo es redondo, esponjoso, verde de 30 cm. de alto y dividido en su extremo final en tres pecíolos que presentan un tallo floral en su centro.
Las hojas son verticiladas, digitadas y compuestas, usualmente poseen cinco foliolos, los cuales los tres terminales son de mayor tamaño que los dos laterales; son ligeramente ovalados, de unos 4-15 cm. de longitud y de 2-7 cm. de ancho.
Las flores son pequeñas y verdosas, se disponen en una umbela simple, soportada por un pedúnculo redondeado que surge del extremo del tallo.
El cáliz posee cinco sépalos, y los pétalos, también, son ovales.
Los frutos son unas bayas arriñonadas, de color escarlata intenso, coronadas por el cáliz y el estilo, que en su interior contienen dos o tres semillas semicirculares. 

Partes empleadas: la raíz. 

COMPOSICIÓN:

Su contenido en minerales es más que significativo, destacándose el hierro, manganeso, cobre, potasio, sílice, azufre, magnesio, fósforo, sodio, etc.
Contiene “Panquilón” glucósido que interviene en el funcionamiento del sistema endocrino.
  • Posee enzimas capaces de digerir el almidón.
  • También proteínas y flavonas, que contribuyen en el fortalecimiento de los capilares sanguíneos.
  • Contiene "Fitosteroles" también llamados “activadores hormonales”, carbohidratos, azucares, resinas, aceites volátiles, ara saponinas "A" y "AB", Panaxodiol (derivado de las saponinas), Panaxatriol (núcleos moleculares esteroides), aminoácidos, peptinas, terpenos, triterpenos o saponinas.
  • Germanio considerado un mineral fundamental en los procesos de oxigenación celular.
  • Los polisacáridos del ginseng tienen acción directa en la modulación del sistema inmunológico (llamados Panaxanos).
  • Posee vitaminas como: B1, B2, B12, ácido nicotínico, pantotenico, biotina, colina, etc.