Soja, una panacea para la salud

Una investigación afirma que la obesidad es el principal problema en la salud de los argentinos y agrega que su preocupación más grande son los problemas relacionados a la salud cardiovascular. 
 
Buenos Aires, 10 de abril de 2007. Una investigación realizada por Health Focus Trend Survey a nivel global entre los años 2005 y 2006, demuestra que la mayor parte de los argentinos sufre de obesidad o descontrol alimenticio y que es un problema que está creciendo cada vez más desde el año 2000. Asimismo, la preocupación más grande en la población es la relacionada a la salud cardiovascular y sus consecuentes enfermedades coronarias. 

El estudio encargado por The Solae Company tuvo como fin identificar hábitos alimenticios de los argentinos y los principales problemas relacionados a
su salud. En este sentido la investigación demuestra que la actividad física tanto en hombres como mujeres está decreciendo.

La investigación también indica que los consumidores argentinos estarían dispuestos a mejorar sus hábitos alimenticios, principalmente para controlar el colesterol y la presión sanguínea. En este contexto los argentinos reconocen los beneficios del consumo de soja para mejorar la salud de los huesos, reducir el colesterol, controlar el peso, aliviar los síntomas asociados a la menopausia y favorecer la prevención del cáncer. 

Proteína de soja: ayuda a tener un cuerpo saludable y disminuir riesgos cardíacos
 
Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, las enfermedades cardiovasculares son responsables de aproximadamente un quinto de todas las muertes en el mundo, resultando en aproximadamente 12 millones de muertes por año. Entre los principales factores que contribuyen a la aparición de problemas cardíacos, se destaca el colesterol elevado, sufrido por gran parte de la población. 

La alimentación adecuada es una de las maneras más simples de prevenir problemas cardíacos y la soja, una de las más ricas fuentes de proteína, provee una gran cantidad de beneficios a la salud, principalmente en relación al corazón. “El consumo regular de alimentos a base de soja ayuda a reducir el colesterol y prevenir problemas cardíacos”, afirma el Dr. Greg Paul, Ph.D, nutricionista, director global de estrategia nutricional de The Solae Company.

El consumo de proteína de soja recomendado es de 25 gramos por día. Al día de hoy se realizaron 79 estudios sobre la ingestión de proteína de soja y reducción de problemas cardiovasculares en todo el mundo. Los resultados demuestran que el consumo diario de 25 gramos de proteína de soja reduce aproximadamente un 3% el colesterol total, ayuda a disminuir los triglicéridos y mantiene los niveles de HDL, o colesterol bueno. La reducción de un 1% del colesterol total reduce entre un 2 y un 3% los riesgos de problemas cardiovasculares. 

En este contexto, la FDA en los Estados Unidos (Food and Drug Administration) autorizó en el año 1999 el uso de proclamas de salud en alimentos que contengan proteína de soja, atestiguando el papel de este alimento en la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Otros siete países han obtenido aprobación para utilizar la proclama de salud acerca de los beneficios de la proteína de soya en el combate del colesterol y de enfermedades cardiovasculares: Japón (1996), Inglaterra (2002), Filipinas (2004), Indonesia, Corea y Brasil (2005), Malasia (2006). 

Por último, la ingestión de alimentos con bajo índice de glucemia y alto contenido de fibra como la soja ayuda a reducir la sensación de hambre entre las comidas. En este contexto, un estudio llevado a cabo en Canadá por la Universidad de Toronto en 1991, es necesario introducir ese tipo de alimentos en los intervalos, especialmente entre el desayuno y el almuerzo –horario en que se siente más hambre. Asimismo, la curva del hambre disminuye con meriendas que incluyan frutas (fibras y agua) y alimentos como bebidas a base de soja (proteínas) y barras de cereales con soja (proteínas y fibras).

Otros datos de la investigación de Health Focus
Uno de cada cuatro argentinos visitan sus doctores mas de seis veces al año, mientras que una proporción similar no va nunca.

Nueve de cada diez argentinos creen que pueden controlar su salud de corto plazo, basándose en su buen cuidado personal
Los argentinos hacen cada vez menos actividad física, debido según la mayoría a falta de tiempo
Un 81% de los encuestados afirma que vivir una vida saludable es mas importante que seguir un tipo de dieta en particular. Además, un 63% afirma que comería comida baja en grasas mas seguido si fueran mas ricas
Una comparativa entre Argentina, Brasil y México, demuestra que los principales problemas de salud de cada país son el sobrepeso, los problemas en la vista y el stress, respectivamente.

Aclaracion importante;

Este articulo como cualquiera de los que conforman este blog, son de caracter orientativo, bajo ningun punto de vista pretende reemplazar la consulta a un profesional idoneo, ya que la salud es un tema de suma importancia por lo cual debe ser tratada con respaldo profesional.