Desintoxicar el organismo para sanar

Diariamente aunque no lo querramos, introdocimos toxinas a nuestro cuerpo
 
Lo que comemos, lo que tocamos, lo que respiramos e incluso (aunque en otro sentido) lo que escuchamos y vemos, intoxican nuestro cuerpo: las comidas en exceso y/o con exceso de grasas o químicos; agua contaminada; líquidos con químicos, colorantes y azúcares procesados; ingerir alcohol; químicos, desinfectantes y detergentes que entran a nuestro torrente sanguíneo a través del tacto; contaminación ambiental que nos hace respirar CO2 y gases sulfurosos; fumar cigarrillos y aspirar sustancias químicas. Todo esto consumimos todos los días pero como forman parte de nuestra rutina diaria no lo notamos y lo consideramos normal.

Sin embargo el efecto nocivo que estas toxinas nos producen son
realmente críticos y en ocaciones mortales.

Veamos algunos de los síntomas que pueden indicarte que estas intoxicado: Pesadez, fatiga y baja energía. Flatulencia, acidez y digestión lenta. Exceso de peso y ansiedad por comer. Alergia a ciertos tipos de alimentos. Dolores de cabeza frecuentes. Problemas al dormir. Mal aliento y sensacion de sed. Frecuentes resfriados con abundante secreción flemática. Constipación. Problemas en la piel como erupciones, excemas y resequedad. Enrojecimiento en los ojos y bolsas debajo de ellos. Caída del cabello. Hemorroides, etc.

Las toxinas en nuestro cuerpo afectan directamente órganos vitales como: los pulmones, el hígado, los riñones, el pancreas, el corazón así como tambien inciden sobre la sangre, las vías digestivas y los intestinos. 

Si no hacemos nada para limpiar nuestro cuerpo y para evitar el reducir al mínimo el consumo de toxinas, nuestro cuerpo tendrá un desgaste energético tratando de auto-limpiarse y cuando no sea capaz de hacerlo por el exceso de toxinas, se dañarán algunos de las partes del cuerpo mencionadas provocándonos enfermedades que pueden ser desde una sencilla gripe hasta el mortal cáncer.

Existen muchas formas de limpiarnos internamente, acá trataré de contarles y explicarles algunas sencillas así como algunos tips que deben tomar en cuenta.


Para desintoxicar el cuerpo:

Uno de los medios más fáciles para ayudar a disintoxicar el cuerpo es una alimentación natural, de fácil asimilación y que no deje residuos. No estrictamente una alimentación vegetariana, pero si naturista. 

El dar una sugerencia para una limpieza del cuerpo lleva el fin de iniciar a los lectores en el descubrimiento de una sensación de bienestar, ligereza, vitalidad, que se pueden recuperar, claro, sin menospreciar los diversos métodos de desintoxicación que hay en la actualidad bajo control médico.

Recordemos que la naturaleza contiene todo lo necesario e indispensable para mantener los cuerpos sanos, dentro de un ambiente sano y equilibrado, por lo que tomaremos algo de ella como las semillas de calabaza, las de girasol, las semillas de linaza, la avena o el salvado de trigo, que son fibras que tienen la función de arrastre, por lo que ayudan a limpiar los intestinos y evitan la proliferación de gérmenes y toxinas si quedan residuos alimenticios.

Otro medio es la ingestión de arcilla, que por su acción absorbente (particularidad de atraer las moléculas tóxicas que se encuentran en la suspensión), evita la proliferación de gérmenes en los nichos intestinales y la deodorización de la materia fecal, y ayuda a mantener limpio el tracto intestinal, además, debido a sus componentes minerales, revitaliza el area donde actúa y desinflama; por último, es un antiparasitario, pero hay que recomendar que la arcilla no se absorbe por el intestino, por lo que hay que tener cuidado en administrarla, principalmente a personas con estreñimiento o pereza intestinal, por su absorción de agua, puede fomentar la formación de fecaloides ( materia fecal dura y difìcil de expulsar). 

Las verduras son alimentos importantes que aparte de nutrir, poseen fibra que arrastra los desechos de la alimentación al mezclarse con ellos; los minerales y oligoelementos que contienen son importantes para el organismo y para el intercambio iónico. Las frutas, son también importantes, a parte de nutrir tienen la característica (por sus componentes) de ayudar a desechar las toxinas acumuludas en diversos órganos del cuerpo, además de propiciar la diuresis y el aporte energético a las células, y ayudan al intercambio de sustancias nutritivas por las de desecho, haciéndolo màs fàcil. 

En la terapia de desintoxicación con frutas, destacan las uvas, recordemos que son más efectivas aquellas que tiene semillas por contener éstas el gérmen de la vida, las zanahorias, la piña, las tunas, el mango, la sandia, la pera, el durazno, el tamarindo, el nìspero, algunas frutas cítricas, etc. 

Algo muy sencillo y fàcil de realizar para que usted sienta un cambio positivo hasta en su caràcter: realice durante 3 dìas lo siguiente: sólo ingiera fruta o frutas de la estación alimentándose unicamente con alguna de ellas y agua limpia o purificada. Va a sentir los efectos generosos de la naturaleza al liberarlo de las toxinas. 

Sólo bajo vigilancia médica se puede proceder a una desintoxicación más profunda y duradera y principalmente en los casos de enfermedades diversas.