Cuando hablamos de Viagra, ¿de que hablamos?


El Viagra es una medicación cuyo fin es tratamiento de las disfunciones eréctil es, suministrado por vía oral.

Su utilización a nivel mundial se ha incrementado exponencialmente, y en muchas ocasiones se han producido resultados trágicos por su exceso entre la población por consumirlo indiscriminadamente, sin la correspondiente prescripción medica, que evalúa el estado general de la salud, para saber si puede ser suministrado o no, evaluando un conjunto de parámetros.


Lamentablemente estos resultados negativos se han extendido entre la población de los jóvenes, que utilizan el Viagra con otros fines adictivos produciendo desenlaces mortales. 


Por ello como toda medicación, tiene contraindicaciones, por ejemplo no pueden utilizarlo pacientes con angina de pecho, por contraponerse a la medicación utilizada para su tratamiento especifico a base de nitritos, también los problemas de carácter cardiaco, debiendo ser evaluado siempre por un profesional su utilización, estas son la especificaciones más definidas como contraindicación.


El origen de las disfunciones eréctiles, son variadas, por ejemplo; estrés arteriosclerosis, depresión, diabetes, etc. 


Sus efectos dependen del aspecto individual acorde a la sensibilidad ya que muchas personas que lo consumen no experimenta ningún trastorno, pero otras manifiestan; dolor de cabeza, rubor facial, congestión nasal, ardor ocular leve, ligeros mareos, etc, debidos a la vaso-dilatación que produce, siendo de carácter pasajero.


Via| e-sexologia

Image; flickr