Calculos renales, causas y sintomas

08

Bien amigos en esta oportunidad hablaremos de un problema que afecta a millones de personas en el mundo y son las piedras o cálculos renales. Que son, por que se forman y cuales son sus síntomas, un tema muy interesante para mantenernos informados sobre los distintos aspectos de nuestra salud.

Que son los cálculos renales o piedras del riñón

Como sabemos los riñones son los filtros del organismo y por lo tanto se encargan de eliminar residuos contenidos en la sangre y como resultado final generan la orina para ser expulsada del organismo. A veces, las sales y otros minerales que

conforman la orina se pueden literalmente pegar entre sí, generando formaciones pequeñas que reciben el popular nombre de piedras o cálculos del riñón.

Estas formaciones varían en tamaño, pudiendo tener el diámetro de un cristal de azúcar hasta llegar en el peor de los caso al tamaño de una pelota de ping pong, sin embargo rara vez se notan menos que produzcan una obstrucción. En este caso pueden causar un dolor intenso si se rompen y comienzan a circular por los uréteres o conductos estrechos que se conectan con vejiga.

Causas que pueden generar piedras en los riñones

No existe una sola causa a la que pueda atribuirse la formación de cálculos o piedras renales, ya que son varios factores que entran en juego para su su formación o incremento del riesgo.

Los cálculos se forman cuando la orina contiene más sustancias formadoras de cristal, siendo estas por ejemplo; calcio, oxalatos y ácido úrico, sustancias que suelen diluirse en el fluido de la orina, pero cuando esto no sucede por que la orina puede carece de los compuestos químicos encargados de mantener la fluidez o disolución de elementos mencionados, se produce su acoplamiento generando las formaciones.

Tipos de cálculos renales

Es muy importante para la ciencia medica conocer el tipo de cálculo renal, para poder determinar la causa y llevar adelante el tratamiento adecuado para reducir el riesgo a un mayor desarrollo. Ente los tipos de cálculos renales se incluyen los siguientes:

Cálculos de calcio. La mayoría de los cálculos renales son piedras de calcio, por lo general en forma de oxalato de calcio aunque también puede ser fosfato de calcio, es una sustancia natural contenida en los alimentos, tales como algunas frutas y verduras, así como nueces y chocolate, que tienen altos niveles de oxalato.

Se debe tener en cuenta que el hígado también produce oxalato y los factores dietéticos como; el consumo de altas dosis de vitamina D, la cirugía de derivación intestinal y varios trastornos metabólicos, que también pueden aumentar la concentración de calcio u oxalato en la orina.

Los cálculos de estruvita. Estos se forman en respuesta a una infección, como por ejemplo las que se producen en el tracto urinario. Son piedras que pueden crecer rápidamente y llegar a desarrollar un gran tamaño, con pocos síntomas o por lo tanto, poca advertencia.

Los cálculos de ácido úrico. Estos pueden formarse en personas que no beben suficientes líquidos o que pierden demasiado líquido, así como también en aquellos que tienen una dieta alta en proteínas o los que padecen de gota. Otro factor a tener en cuenta para la formación de este tipo de cálculos es el genético.

Los cálculos de cistina. Estas piedras se forman en las personas con un trastorno hereditario en el cual los riñones excretan demasiado de ciertos aminoácidos como la cistinuria.

Síntomas de los cálculos renales

Debemos tener muy en cuenta que un cálculo renal puede no causar síntomas, hasta que se mueve dentro del riñón o pasa a la uretra, que es el tubo que conecta el riñón con la vejiga para descarga en ella la orina. Cuando esto sucede se puede experimentar los siguientes signos y síntomas, a saber:

-Dolor intenso en el lado y la espalda, debajo de las costillas.

-Dolor que se extiende a las parte baja del abdomen y la ingle.

-Dolor que viene en olas y fluctúa en intensidad.

-Dolor al orinar.

-Orina rosada, roja o marrón.

-Orina turbia o con mal olor.

-Náuseas y vómitos.

-Necesidad persistente de orinar.

-Fiebre y escalofríos, si está presente una infección.

-Orinar pequeñas cantidades de orina.

Otro dato a tener en cuenta es que el dolor causado por un cálculo renal puede cambiar, ya que al cambiar de ubicación o desplazarse por el tracto urinario, puede ir aumentando la intensidad.

Consejos saludables

Haga una cita con su médico si tiene cualquiera de los síntomas mencionados.

Busque atención médica inmediata si experimenta:

-Dolor tan grave que no puede quedarse quieto o encontrar una posición.cómoda.

-Dolor acompañado de náuseas y vómitos.

-Dolor acompañado de fiebre y escalofríos.

-Sangre en la orina.

-Dificultad para orinar.