Trastorno Bipolar; tipos y síntomas

02

El trastorno bipolar se traduce en una enfermedad mental que reviste gravedad y se caracteriza por drásticos cambios de humor, que suelen tener su origen en la adolescencia o a una edad adulta temprana.

Las personas que atraviesan por un trastorno bipolar suele fluctuar entre la manía y la depresión, y viceversa, lo cual se refiere a experimentar cambios de humor entre estados de ánimo normales.

Lo que debemos saber es que si un trastorno bipolar no se trata, puede derivar en graves consecuencias, tales como; relaciones dañadas, deficiente rendimiento tanto a nivel escolar como laboral y en el

peor de los casos se puede llegar hasta el suicidio. Por lo tanto es imprescindible detectar los primeros signos o síntomas de este desorden para poder actuar a tiempo evitando sus terribles consecuencias.

Existen varios tipos de trastornos bipolares y por lo tanto sus síntomas pueden variar en cada caso particular. Los criterios de diagnóstico utilizados para definir los trastornos bipolares se basan en el tipo específico de trastorno; diferenciándose en I y II.

Trastorno bipolar I. En este tipo la persona ha tenido al menos un episodio maníaco, que puede estar precedido o seguido de otros episodios de tipo depresivo importantes o hipomaníacos. Los síntomas relacionados a una manía provocan un deterioro significativo en la vida y por ello puede necesitar de hospitalización, así como tener un desenlace psicosis.

Trastorno bipolar II. En este tipo se ha tenido al menos un episodio de depresión, cuya duración alcanza al menos a un periodo de dos semanas y también haber atravesado por al menos un episodio de hipomanía, el cual puede durar alrededor de cuatro días, sin llegar a tener un episodio maníaco. Estas situaciones tiene efectos impredecibles en el estado de ánimo general y el comportamiento de la persona, pudiendo llega a causar angustias que afectan distintos niveles de su vida.

Es importante saber también que el trastorno bipolar II, no es una forma leve de trastorno bipolar I y por lo tanto requiere de un diagnóstico independiente. Mientras que los episodios de manía en el caso del trastorno bipolar I, pueden ser graves y peligrosos, en el caso de las personas afectadas por el trastorno bipolar II, pueden atravesar por periodos depresivos más largos y estos causar un deterioro significativo.

3 Síntomas esenciales del trastorno bipolar:

Síntomas de Psicosis;

Esta condición a través de episodios súbitos, suele ser la primera señal de trastorno bipolar. La psicosis se traduce en un alejamiento de la realidad que puede producirse en los casos severos de manía o depresión, pudiendo dar lugar a engaños, creencias exacerbadas o alucinaciones, todas situaciones que representan una falsa percepción de la realidad en la cual la persona oye o ve cosas que no existen.

Síntomas de Manía;

Todo trastorno bipolar suele comenzar con un episodio de manía o depresión. La manía se caracteriza por un elevado estado de ánimo, falta de sueño, una aceleración del habla por incremento del proceso de pensamiento, dificultad para concentrarse, sentimientos de grandiosidad, necesidad de gastar mucho dinero y la adopción de conductas riesgosas.

Síntomas de Depresión

La depresión representa el otro extremo del espectro bipolar de la manía, que también puede dar comienzo a la condición. La depresión se caracteriza por una pérdida de interés en cosas que antes disfrutaba, sentimientos de tristeza o desesperanza, culpa, llanto, irritabilidad, desordenes alimentarios y alteración de los patrones de sueño, así como en el peor de los casos la aparición de pensamientos suicidas.

Para tener muy en cuenta; el trastorno bipolar no diagnosticado a tiempo o por falta de tratamiento, estadísticamente a nivel mundial  presenta una elevada tasa de suicidio.Por ello el mejor consejo es buscar la ayuda de un profesional ante la presencia de los síntomas mencionados, tanto para  tratar como para descartar el problema..