Alopecia, caida del cabello, nuevo tratamiento



El Saw Palmetto (serenoa repens) es una pequeña palma que usaban los indígenas norteamericanos como alimento y tónico nutricional, para tratar la enuresis, la atrofia de los testículos, para los tratamientos del tracto urinario inferior, la infertilidad y en la disminución de la libido en varones. También tenía su aplicación como tónico capilar y respiratorio, expectorante y anti-inflamatorio de las mucosas bronquiales.
En modernas investigaciones, el extracto liposoluble de la serenoa repens, ha demostrado inhibir la conversión de testosterona en dihidrotestosterona (DHT) y el bloqueo de esta última. A partir del uso del finasteride en la alopecia androgénica, comenzó a estudiarse que el Saw Palmetto podría frenar la caída del cabello además de reducir el

agrandamiento y la inflamación de la glándula prostática.
Saw Palmetto contiene aceites con gran variedad de ácidos grasos (palmítico, esteárico, caproico, oleico, etc.) y fitoesteroles (beta-sitosterol, estigmasterol, cycloartenol, lupeol, entre otros), también contiene taninos y resinas.
Numerosos estudios demostrarían la efectividad del Saw Palmetto para disminuir o impedir la temida calvicie en los varones, además del mantenimiento de una adecuada salud prostática haciendo foco en el adenoma de próstata al mejorar el flujo urinario, la frecuencia miccional y la dificultad urinaria (disuria).

RESUMEN DE SU ACCIÓN

• Impediría la caída del cabello en la alopecia androgénica
• Mantiene la salud prostática
• Principalmente útil en la inflamación de la próstata y en el agrandamiento de esa glándula (hiperplasia prostática benigna o HPB)
• Algunos preconizan su uso en enuresis, nicturia (múltiples micciones nocturnas), impotencia, libido disminuida en varones.