MI PUNTO DE VISTA


Cuanto más avanza la civilización, más enfermos nós encontramos, más débiles, más alterados, más, más, más, y ya no tenemos noción de lo que es bueno o malo para nosotros. Es decir nos alejamos de nuestra esencia natural, que es simplemente eso; “natural” un simple animalito sabe que debe hacer cuando se enferma, sigue sus instintos naturales, simplemente le hace caso a sus sentidos y sabe que debe comer o si no debe hacerlo. Nosotros tenemos que depender de lo que se nos diga y si no hay alguien que lo haga y nos ayude, estamos totalmente indefensos, hemos perdido nuestra esencia natural, nuestro sexto sentido respecto de lo que es bueno o malo para nuestra salud. La alimentación es la base de nuestra existencia y debemos reaprender, para volver a nuestra esencia, a pesar de encontrarnos invadidos de sustancias sintéticas que se acumulan en nuestro organismo día a día, junto con la contaminación ambiental que se suma a una época floreciente de tecnologías y destructiva de lo simple, lo natural.

A pesar de ésta situación, siempre hay un camino a seguir para nuestra salud y es el del conocimiento, aprender como defendernos de tantas agresiones, pero por sobre todas las cosas, identificarlas para poder luchar contra éllas.

Haciendo referencia a un dicho muy antiguo pero siempre vigente, “somos lo que comemos”, en tanto lo tengamos siempre presente, muchas cosas van a cambiar en nuestras vidas…

AIREIKUNG