Cirugia de vesícula biliar; proceso de recuperación

03

El procedimiento quirúrgico realizado para la extracción de la vesícula biliar recibe el nombre de colecistectomía, que en el caso del procedimiento laparoscópico, no se necesita de mucho tiempo para recuperarse, ya que en la mayoría de los casos la gente puede abandonar el hospital el mismo día o al día siguiente.

Después de esta intervención se puede volver a las actividades normales pasadas dos semanas y para mayor seguridad retomar el ejercicio físico vigoroso después de un mes.

Sin embargo en el caso de una colecistectomía abierta, si, se requiere de

un poco más de tiempo para la recuperación, pudiendo se de tres a cinco días antes de que pueda abandonar el hospital y de seis semanas, antes de volver a la actividad normal.

Posibles complicaciones

Ambas colecistectomías, tanto la abierta como la laparoscópicas son considerados generalmente como procedimientos quirúrgicos seguros o sea que tienen un bajo riesgo de complicaciones.

La complicación más común puede ser un infección en el área de la incisión, situación que puede producirse por estadística en 1 de cada 15 casos.

Como se vive sin vesícula biliar

Después de la extracción de la vesícula biliar se puede llevar una vida perfectamente normal, ya que el órgano puede ser útil, pero no es esencial para la vida, ya que no afecta a la producción de bilis por el hígado para digerir los alimentos.

Sin embargo, en algunos casos de extirpación de la vesícula biliar se han reportado síntomas de hinchazón abdominal y diarrea, después de comer grasa en exceso o una comida picante, por ello se recomienda mantener una alimentación equilibrada reduciendo al máximo este tipo de alimentos para evitar los inconvenientes.

Algunas personas también pueden experimentar dolor e indigestión como resultado de una piedra que pueda haber quedado dentro de un conducto biliar, condición que requerirá de una cirugía adicional, para remover la piedra y solucionar el problema.